Trébede

martes, febrero 17, 2009

SOLETE

El sol ha vuelto a brillar y el calor se empieza a sentir en la piel, estoy contenta con estos días de tregua y el fin de semana ha sido especial solo por eso, porque el sol nos ha acompañado y las cosas se ven mucho mejor cuando hay luz a tu alrededor.

He vuelto a pasear junto al río y me he sorprendido de lo bonito que está todo, han limpiado las orillas y el agua corre a su gusto sin detenerse apresado por un montón de matorrales que antes daban un aspecto de abandono que no me gustaba nada.

El domingo nos levantamos con ánimo para ir a caminar y disfrutamos de esta primavera anticipada que mucho me temo no nos durará demasiado, en fin, es una pena porque a mi se me nota en la cara. Ya tengo ganas de que los días sean largos para salir del trabajo y tener unas horitas de luz. El invierno ha sido duro y aún nos queda mucho frío que pasar, pero se agradece un poco de calor y el poder salir de casa sin la bufanda, los guantes, el abrigo de esquimal y el paraguas...necesitamos un carrito para llevar todo el equipo.

Solo me queda agradecer al solete que se pase por aquí para levantarme el ánimo...

1 Comments:

Blogger Ana said...

Que pase...y que se quede, como bien dices con luz y calor se ve todo más azul. Un abrazo.

6:40 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home