Trébede

lunes, marzo 16, 2009

MARZO

El cambio de estación está próximo y los cambios en mi vida irán sucediendo a partir de ahora; somos un miembro más en la familia y estamos todos muy contentos, tengo un sobrino, se llama Marcos y es morenito, dormilón y muy guapín.
Es una de las alegrías que ha llegado con el buen tiempo y ya tengo ganas de volver a verlo y de que crezca un poco para poder achucharlo contra mí y jugar, y reír...

Por otro lado, está la marcha de Valen, ya queda poco tiempo, puede que sea en dos meses, en tres o algo más, seguimos con la incertidumbre y con las ganas de saber algo concreto para pensar en qué pasará a partir de ahora y organizar un poco nuestra vida. No quiero pensar en su marcha y en lo difícil que me va a resultar no tenerlo cerca en cada momento, la distancia es complicada, pero de momento no hay alternativa. y todo apunta a que la distancia será larga.

La gente ya se pregunta qué voy a hacer, si me quedo, si me voy, y algunos extraños se han interesado por el tema para ocupar mi puesto de trabajo; en fin que a todo el mundo le importa la vida de los demás por unos motivos o por otros.

Mientras tanto un cielo despejado y azul adorna los días y miles de estrellas nos acompañan cada noche, de momento, es todo lo que necesito para continuar; eso y una pizca de paciencia

1 Comments:

Blogger Javier López Clemente said...

HOla Gubia

Es curioso, nuestra ubicación geográfica es algo secundario en el ciber espacio, sin embargo, es tam importante en la vida real.
En cualquier caso el bolero no tenía razón: La distancia NO es el olvido.

Salu2 Córneos.

1:21 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home